19 jun. 2009

EL CAIRO, LA CIUDAD DEL CAOS.


Y por fin llegábamos a la mítica y caótica capital de Egipto, El Cairo, la ciudad de los mil minaretes.

El día que llegamos al aeropuerto de El Cairo era festivo en el País y durante dos días pudimos movernos por el interior de la ciudad con una inusual calma.

La mayoría de los turistas que vienen a esta macro ciudad, realizan tres o cuatro visitas obligadas que te dan una muy pobre impresión de la gran belleza y riqueza que en realidad encierra esta enorme ciudad.



Si estuviéramos en esta ciudad durante un mes entero, nos seria imposible visitar todas las mezquitas y monumentos que encierra por si solo el antiguo El Cairo.



Durante el tiempo que permanecimos en El Cairo, nos alojamos en el Mega Hotel Marriot, un magnifico hotel nacido alrededor de un antiguo palacio y situado en la isla de Zamalek rodeada por el Nilo.



La primera visita que realizamos en El Cairo fue a La Ciudadela y la magnifica Mezquita de Alabastro situada en su interior.



Por supuesto no podíamos perdernos el fabuloso Museo de El Cairo y los tesoros que en el se guardan, para hacernos una idea de toda la riqueza que este museo encierra necesitaríamos no menos de 2 0 3 días.

Los tesoros que se encontraron en la tumba de Tutankamón y expuestos casi en su totalidad en este museo, valen por si solo una visita. Contemplar la famosa mascara de Oro y los distintos sarcófagos que encerraban la momia del Faraón es una visión difícil de olvidar.



La sala de las momias, tienen a mi juicio un interés relativo pues no cabe duda de que vista una vistas todas.

Visita imprescindible de todo buen “Giri” que se precie es la visita al Bazar Khan el Khalili, aunque personalmente después de conocer el Gran Bazar de Estambul y la Plaza Jamaa El Fna de Marrakech por citar solo dos, pienso que este no aporta nada nuevo.




Si vais a este Bazar es muy típico buscar la tienda de “Jordi”, un peculiar personaje que atrae muchos turistas por la fama que tiene de no agobiar a los clientes y tener una buena relación de calidad precio, cualidades difíciles de encontrar en otros Bazares.



El barrio Copto es otra de las visitas que la mayoría de las agencias ofrecen en sus itinerarios turísticos, particularmente nosotros obviamos esta visita, pues después de tanto patear la ciudad, nos apetecía un merecido descanso en la confortable habitación del lujoso Hotel.

Yo me entregue a los brazos de Morfeo, practicando mi deporte favorito el “Ronking”, mientras mi compañera prefirió tostarse bajo el abrazador sol de Egipto en la piscina del Hotel.



Otro de los divertimentos a los que no renuncia casi ningún turista que se precie, es comer en uno de los muchos restaurantes flotantes que están amarrados a la orilla del Nilo.



Nosotros comimos uno de los días en un barco estático(No Navega) llamado Imperial situado casi al lado de nuestro Hotel y la noche anterior a nuestra partida, cenamos en otro barco llamado Maxim, este si que nos hizo una completa navegación por el río, permitiéndonos contemplar la ciudad magníficamente iluminada, al mismo tiempo que nos poníamos como el Kiko comiendo una exquisita cena y deleitándonos con un ballet folklórico, Un mareante Derviche dando vueltas como una peonza y la ineludible pero siempre sexi bailarina de la Danza del Vientre, todo esto acompañado de una orquesta y una interprete de canción Egipcia.



Demasiado corto como os he dicho para hacerte con todas las maravillas de esta ciudad.
Y demasiado corto también para conocer a las personas del grupo que compartieron esos días con nosotros, apenas empiezas a conocerles y a simpatizar con ellos resulta que llega el momento de decirse adiós, y volver a la rutina diaria de nuestras monótonas vidas.



Pero eso si, nos queda el recuerdo de esos días vividos en equipo y la firme intención de volver a vernos algún día.

Eso espero.

Conde de Queralbs.

EL ENIGMA DE LAS PIRAMIDES


Acostumbrados como estamos a contemplar la imagen de las Pirámides en Fotografías, documentales e infinidad de películas, cuando nos encontramos frente a ellas sentimos una sensación extraña entre maravillados y decepcionados, no es hasta al cabo de un tiempo contemplándolas que nos damos cuenta de su verdadera dimensión, y es al acercarnos y ver el tamaño de las piedras con las que fueron construidas cuando nuestra mente empieza a analizar como fue posible que una generación tan antigua y sin medios técnicos a su alcance pudieron construir unas obras tan colosales.



Esta claro que los guías se esfuerzan para explicar su construcción a base de rampas y con gran cantidad de esclavos que arrastraban esas miles de piedras con la única fuerza de sus brazos.

Bueno que cada uno piense lo que quiera de hecho alimentar nuestra mente con historias fantásticas en un deporte que a mí particularmente me entusiasma.



Bueno el complejo de Gizeh es un conjunto de pirámides, que casi esta absorbido por la gran ciudad de El Cairo que poco a poco se acerca peligrosamente a ellas y que de seguir a este ritmo puede ser muy bien que las futuras generaciones contemplen este complejo como una plaza más del centro de la ciudad.



Las pirámides principales son la de Keops la más grande y las de Kefren y Mikerinos y alguna de tamaño mucho más pequeño de las que ni siquiera pregunte el nombre.

A pocos metros de la pirámide de Keops hay una avenida asfaltada y flanqueada por edificios que vende en su locales comerciales souvenirs y los imprescindibles papiros, al final de la avenida existe un bar y enfrente una especie de platea al aire libre donde por las noches puede contemplarse el maravilloso espectáculo de luz y color.



Y enfrente mismo se puede divisar la majestuosa Esfinge con el telón de fondo de las pirámides, desde luego un magnifico decorado para plasmar con nuestras cámaras tanta belleza.



Visita ineludible si queremos hacernos una idea aproximada de los constructores de pirámides es la visita a Menphis (antigua capital del Antiguo imperio) y a la Pirámide escalonada de Sakkara. Por supuesto digno de ver.



De Menphis casi no queda restos, pero existe un interesante museo al aire libre donde es posible contemplar fabulosas esculturas de faraones y un Esfinge mas pequeña que la archiconocida de Gizeh pero muy impresionante.



Además podemos contemplar en este museo una escultura gigantesca de Ramses II.


Y despues de esta visita vuelta a El Cairo.


Conde de Queralbs

10 jun. 2009

EL MISTERIO DEL NILO- ABU SIMBEL (3ª Part.)


Abu Simbel esta situado a casi 300 Km. de Aswan, y Junto a las aguas del Lago-Mar Nasser. Los Templos de Abu Simbel construidos por Ramsés II, merecen por si solo una visita a Egipto, en realidad se trata de dos templos, uno construido para mayor gloria del Faraon y otro en honor de su amada esposa La Reina Nefertari.


El trayecto lo hicimos por carretera, con una caravana de autocares con escolta del ejército para evitar sustos como los que se han producido no hace demasiado tiempo por grupos de terroristas que están en contra de todo lo que sea progreso y por supuesto de la amenaza de Occidente.


Describir lo que se siente ante esta obra magnifica es algo muy difícil, contemplar tanta grandiosidad construida hace mas de 3000 años nos deja sin habla, queremos abarcarlo todo y fijar en nuestras mentes cada detalle e intentamos captar con nuestras cámaras la extraordinaria belleza del paisaje, pero nada nos puede dar la verdadera sensación de encontrarnos frente aquellas colosales obras de la antigüedad.


Durante la visita diurna pudimos captar toda la luz y belleza de las colosales estatuas que adornan las entradas de ambos templos.

Pensar que todo aquel enorme complejo fue rescatado pieza a pieza de lo que luego inundaría el lago Nasser nos impresiona todavía más.


Cuando se construyo la Alta presa del Nilo, muchos de los templos situados a la orilla del mítico río serian tragados por las aguas del Impresionante lago Nasser, que ahora teníamos a nuestra espalda.

Un grupo de ingenieros y técnicos se apresuraron a trabajar para conseguir trasladar intactos los dos templos y construir artificialmente una montaña que arropara ambas maravillas.

El resultado fue sencillamente maravilloso.


Después de la visita diurna acudimos a un hotel de la ciudad donde comimos y descansamos hasta la hora del espectáculo de luz y color al que queriamos asistir.


Por la noche el lugar era todavía más mágico pues las luces resaltaban toda la belleza de los templos haciendo de la escena una experiencia irrepetible.

El espectáculo consistía en juegos de luces y música clásica con una narración en español de la historia de los templos y de sus constructores, así como una explicación muy detallada de cómo se realizo el traslado de las monumentales obras.


Aquella noche regresamos a nuestro barco en Aswan y al día siguiente debíamos coger el avión que nos llevaría hasta El Cairo.

Pero esa será otra historia.

Conde de Queralbs.

6 jun. 2009

EGIPTO, EL PAIS DEL NILO (Cap.II)


Desde Edfú, que señala la frontera con Nubia durante el Imperio Antiguo, nos dirigimos a la ciudad de Kom Ombo, esta ciudad esta a unos 50 Km. al Norte de Aswan y nuestro destino final del crucero.

En Kom Ombo visitamos otro magnifico templo de la época ptolemaica. Este templo tiene la curiosidad de que esta consagrado a dos de las divinidades más curiosas, a Haroeris el dios con cabeza de halcón y Sobek con cabeza de cocodrilo.



En este templo puede contemplarse bajos relieves muy curiosos donde destacan instrumentos médicos utilizados en el antiguo Egipcio y un curioso calendario muy completo así mismo también existe uno de los muchos Nilometros que existen en diversos sitios del país esta especie de pozos servia para medir las crecidas del Nilo y de esta forma predecir la calidad de las próximas cosechas, los recaudadores se servían de estas predicciones para saber la cuantía de los impuestos que debían exigirse a los agricultores.


Desde Kom Ombo nos dirigimos hacia Aswan, donde debíamos atracar hasta el final del crucero.


Aswan esta situada a unos 1000 Km. aproximadamente del sur del El Cairo. Esta ciudad de más de un millón de habitantes se hizo famosa a raíz de la construcción de la Alta Presa una de las más grandes del mundo y que dio lugar a la formación del inmenso lago Naser.
Aquí esta situada la región de Nubia y la mayoría de sus habitantes son de esta singular raza de tez oscura y rasgos finos.



Al día siguiente hicimos una visita a la Alta Presa y a continuación a las antiguas canteras donde pudimos contemplar el Obelisco Inacabado y enterarnos de las técnicas de construcción de estos monumentales Obeliscos que podemos admirar en templos y ciudades.



De allí partimos hacia un embarcadero en el Nilo donde nos esperaba una barquita, con la que nos dirigimos a un poblado Nubio a través de una serie de canales e islitas que nos permitió gozar de unas maravillosas vistas del Mausoleo del Agha Khan y el Jardín Botánico situado en la Isla Kitchener.




La barquita nos dejo a unos diez minutos del poblado para que los que nos atreviéramos, pudiéramos hacer el trayecto a lomos de un camello, la experiencia es un poco incomoda sobre todo para los que en la parte inferior tenemos los cataplines, que entre el vaivén y el calorcillo, al menos a mi me pareció que los tenia a punto de ebullición.


El poblado nubio, pues eso, muy preparado para divertir a los turistas, casas de colorines, Tes y aparatos para fumar, así como animales disecados y un cocodrilo de mediano tamaño y otros tamaño mini para que los aliens, nos divirtamos haciéndoles fotos. En fin, en general una especie de atracción de feria pero en bastante cutre y salchichera.



Y de allí regreso al barco, comida y mini descanso para partir ahora si, hacia la Joya de La Corona, Abu Simbel.



Conde de Queralbs.

QUERALBS

QUERALBS
Mi Pueblo